11.1.10

Ayer

Ayer te volví a extrañar…
¡Claro que sí, claro que si!
Extrañé tu mirada
y esa forma tierna de contemplarme.
Eché de menos tu risa
y la pasión con la que me hacías el amor.

Ayer, mientras caía la noche en el campo,
junto a aquella cañada recordé
lo dulce que fue amarte
y lo amargo que fue olvidarte.

Porque sí te olvidé
mientras estuve con él
en nuestros lugares
y con nuestra noche
bailando como dos fantasmas
bajo la luna
lo abracé porque dejaste vacíos mis abrazos
lo besé porque secaste mis besos
me hizo el amor y yo lloré…

Me envolví en mi pecado
y busqué a Dios
y Dios estaba esperándome
solo para perdonarme.

Ayer te volví a extrañar
porque era domingo
porque estaba bebiendo
porque estaba en el campo
porque él no estaba conmigo
porque se extraña cuando se ha amado
y se extraña más cuando llega el olvido.

1 Comments:

Blogger RHCastro said...

Debe ser así supongo, cuando un amor se prende de lo más profundo de nuestro ser.
No sabría cómo comentar tu poema, me declaro ignorante del amor cuando es de pareja. Quizás debía practarlo un poco. Quizás ya es tiempo de sentirme amada por un segundo, o dos... Quizás aprenda a escribir como tú escribes.

9:51 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

adopt your own virtual pet!